Correo electrónicoImprimirExportar ICS

Ciclo de dos conferencias: Beethoven y Schubert: encuentro y desencuentro - 1 (Nota: es un jueves)

Título:
Ciclo de dos conferencias: Beethoven y Schubert: encuentro y desencuentro - 1 (Nota: es un jueves)
Cuándo:
Jue, 19. Enero 2017, 19:00 h - 21:00 h
Dónde:
Centro "21 de Marzo", Salón de Actos - Tres Cantos, Madrid
Categorías:
Artes escénicas, música y cine, Conferencias
Ciclo de dos conferencias: Beethoven y Schubert: encuentro y desencuentro - 1 (Nota: es un jueves)

Información del ponente

Nombre:
Ángel Carrascosa, Licenciado en Filosofía y Letras - Crítico Musical


Lugar

Lugar:
Centro "21 de Marzo", Salón de Actos
Calle:
Calle del Viento, 2
CP:
28760
Ciudad:
Tres Cantos
Estado / Provincia:
Madrid
País:
Spain
Centro
Mapa:
Mapa

Descripción del evento

Esta es la 1ª conferencia de un ciclo de 2. La siguiente se impartirá el jueves 26/01/2017

Por monteverdian@yahoo.es Elisa Rapado

Es verdad que en este Schubert se encuentra una chispa divina (Atribuido a Ludwig van Beethoven)

Secretamente, en el fondo de mi corazón, todavía espero ser capaz de hacer algo por mí mismo, pero ¿quién puede hacer algo después de Beethoven? (Franz Schubert, según Joseph von Spaun)

Dentro de la trayectoria vital y musical del compositor Franz Schubert tiene una importancia muy especial la figura de Beethoven. La cuestión es larga y nada sencilla de resolver, porque al margen de una posible relación humana y profesional entre ambos músicos, hay que tener en cuenta también la forma en la que la figura de Beethoven influyó en las creaciones de Schubert, que falleció en 1828, solamente un año después que el maestro.

La visión que Schubert tenía del mismo se modificó a lo largo de los años. En su periodo estudiantil, Schubert siente una admiración muy genuina y fresca, que encontramos en sus primeras composiciones, influidas también en gran medida por su maestro Salieri, entre 1811 y 1816. En 1814, el joven Franz asistió a una representación de Fidelio, que le pareció maravillosa. En el año 1816, comenta en su diario que estaba tocando, por placer, unas variaciones de Beethoven. Sabemos, además, que estudiaba el proceso compositivo de sus obras instrumentales y lieder.

Sin embargo, en este mismo año de 1816, Schubert escribe en su diario que se declara independiente de Beethoven, porque mezcla elementos de lo trágico y lo cómico en sus obras. Y él deplora esta opción, diciendo que crea confusión, incluso él que nunca ha sido especialmente religioso, dice que este caos musical arrastra a las personas a la locura en vez de al amor, a la risa en vez de a la contemplación divina. Este comentario aparece en Schubert antes incluso de que comenzara la pérdida de popularidad de las composiciones de Beethoven en Viena. 

Durante el periodo que va de 1816 a 1821, encontramos a Schubert algo más alejado de los planteamientos beethovenianos, siendo más sensible a los modelos de Haydn y Mozart.