Correo electrónicoImprimirExportar ICS

Cineforum: El silencio (Ingmar Bergman - Ciclo La trilogía)

Título:
Cineforum: El silencio (Ingmar Bergman - Ciclo La trilogía)
Cuándo:
Sáb, 18. Febrero 2017, 19:00 h
Dónde:
Local Asociación de Vecinos de Tres Cantos - Tres Cantos, Madrid
Categorías:
Historia y sociedad, Vídeo
Cineforum: El silencio (Ingmar Bergman - Ciclo La trilogía)

Información del ponente

Nombre:
Grupo literario Encuentros


Lugar

Lugar:
Local Asociación de Vecinos de Tres Cantos
Calle:
Plaza de la Constitución 5, Local 13
CP:
28760
Ciudad:
Tres Cantos
Estado / Provincia:
Madrid
País:
Spain
Local Asociación de Vecinos de Tres Cantos
Mapa:
Mapa

Descripción del evento

A comienzos de los años 60, la trayectoria de Bergman da un giro fundamental. Atrás quedan sus películas sobre conflictos juveniles en la entrada a la adultez (Un verano con Mónica, Llueve sobre nuestro amor), las comedias sobre las relaciones afectivas engañosas (Sonrisas de una noche de verano, Una lección de amor), o las tribulaciones religiosas medievales (El séptimo sello, El manantial de la doncella), para enfrentarse ahora cara a cara a sus angustias metafísicas: El sentido de la existencia, el misterio de la dimensión sobrenatural, el dilema del amor y el egoísmo en la relación humana, la posibilidad misma de comunicación personal.

Tres películas sucesivas indagan en este conflicto, con el trasfondo de la relación con un dios huidizo e inextricable: En “Como en un espejo”, Dios parece manifestarse como fenómeno producto de la esquizofrenia, mientras los demás protagonistas sufren su desencuentro, aún con un toque final de esperanza. En “Los comulgantes”, el pastor protestante oficia la misa sin convicción, no tiene respuestas para la desolación y la angustia de sus fieles, y muestra su absoluta incapacidad de amar cuando se le abre una posibilidad, que acaba siendo su último asidero. Finalmente, en “El silencio”, Dios ha muerto definitivamente, y los seres humanos buscan respuestas manoteando en la oscuridad. El sexo es una alienación desesperada. El absurdo del mundo les rodea y cubre. Es el niño, acaso, quien tiene todavía la posibilidad de descifrar el enigma.

“Como en un espejo” mereció el Oscar a la mejor película extranjera.

Cine de cámara, austero, de pocos actores y primerísimos planos, con una esplendorosa fotografía, marca el nuevo rumbo de una carrera que a partir de aquí ahondará en la experiencia humana psíquica y filosófica, con una profundidad propia de una de las cumbres intelectuales europeas.

De los dos primeros títulos veremos escenas seleccionadas, las comentaremos, y finalmente veremos la tercera película en su integridad, como anuncia el cartel.

 

TÍTULO ORIGINAL Tystnaden V.O.S.
AÑO 1963
DURACIÓN 96 min.
PAÍS Suecia Suecia
DIRECTOR Ingmar Bergman
GUIÓN Ingmar Bergman
MÚSICA Bo Nilsson, J.S. Bach
FOTOGRAFÍA Sven Nykvist (B&W)
REPARTO Ingrid ThulinGunnel LindblomJörgen LindströmHaakan JahnbergLeif ForstenbergBiger Malmsten
PRODUCTORA Svensk Filmindustri
GÉNERO Drama | Drama psicológicoFamiliaEnfermedad
PREMIOS 1964: Premios Guldbagge (Suecia): Mejor película, director y actriz (Ingrid Thulin)

 

Trailer (inglés):

 

SINOPSIS

Dos hermanas y un niño, hijo de una de ellas, viajan en tren, de vuelta a su país. En una estación, en un país extraño cuya lengua no comprenden, y que parece estar preparándose para una guerra, deben detenerse por la enfermedad de una de las hermanas. Se alojan en un hotel de decoración demonónica, en un ambiente asfixiante por el calor veraniego y la ríspida relación entre las hermanas. Estas parecen la contracara una de la otra: La madre del niño ansía salir, relacionarse en ese mundo extraño, sin diálogo; la otra rumia su frustración encerrada en la habitación, entre accesos de crisis patológica y el recurso al alcohol. El niño, en tanto, es testigo aparentemente impasible del desastre. El mundo exterior transcurre también como sombras chinescas, indiferente.

COMENTARIOS

“”Estas tres películas tratan de una reducción: COMO EN UN ESPEJO: Certeza conquistada. LOS COMULGANTES: Certeza desvelada. EL SILENCIO: El silencio de Dios - La huella negativa. Por eso constituyen una trilogía”.
La nota se escribió en mayo de 1963. Hoy pienso que la idea de la trilogía no tiene ni pies ni cabeza”.

Ingmar Bergman

 

"Cuando comenzó el rodaje de El silencio, Bergman explicó que esta película concluía una trilogía que había comenzado con Como en un espejo (Sasom i en spegel (1961) y había continuado con Los comulgantes (Nattvardgästerna, 1962). El silencio está conectada con las dos películas anteriores, pero al mismo tiempo se puede decir que es un prefacio a algo nuevo. De una manera muy distintiva, la forma cinematográfica revela dos caminos contrastantes en el desarrollo de Bergman. Por una parte está la búsqueda de una desnudez ascética, por otra la tendencia a un estilo barroco, como si fuera una síntesis de Dreyer y Fellini. Puede decirse que la sustancia dramática ha sido reducida casi hasta el punto de la aniquilación. El silencio no está construido alrededor del diálogo sino que procede de lo visual. No toca los problemas actuales de la sociedad sino de un modo simbólico e indirecto, pero la sensación de amenaza y destrucción, de irritación y de colapso de las emociones está presente en toda la narración. Para Bergman el tema parece ser la alienación, la incomunicación en sí misma. El silencio es una película en la cual la creación bergmaniana de una forma visual libre alcanza un insólito y altísimo nivel. "

Luis Alberto Álvarez: Esculpiendo el tiempo

 

"La insoportable tensión reinante entre ambos personajes femeninos, un sublime blanco y negro del titán de la fotografía Sven Nykvist, aquella encantadora naturalidad de los paseos del niño que, en una inocente mescolanza de curiosidad y acuciante necesidad de evadirse, vaga y vaga por los pasillos del hotel, y sí, el hotel, sobre todo ese lúgubre y desierto hotel que parece estar solamente habitado por un anciano mayordomo y un grupo de enanos circenses españoles, todo esto, como decía, se encuentra dando forma a los extraños adornos del péndulo oscilante con el que Bergman consigue inducirnos en uno de los más genuinos estados de ensueño fílmico que ha ofrecido el séptimo arte.".

La eterna y fiel compañera: Blog de cine

 

“La sexualidad en El silencio es también un motivo para expresar la vulnerabilidad y la inseguridad, el peligro que representa estar desnudo ante el otro, y a su merced. De hecho, el hombre que seduce Anna y con el que tendrá relaciones es un perfecto desconocido, quizá es la manera en que muchas relaciones empiezan y hasta terminan. Entre hombres y mujeres hay siempre un abismo que los separa y los condena a la soledad. El punto de vista que mayormente adopta es femenino en esta película. Ambas mujeres a su manera, desprecian al hombre, no importa que una lo use para satisfacer sus deseos y la otra lo postergue por su olor a semen, y en general por el desprecio que tiene a la vida. No es casual que los hombres adultos en esta película aparezcan como accesorios a la historia y como sirvientes, no es tampoco fortuito el encuentro del niño en el pasillo del hotel con dos hombres: un enano y el portero del hotel, figuras cómicas, simpáticas pero lastimosas y débiles, que contrastan con la pintura del centauro, sexual y poderoso, llevándose a cuestas a una ninfa (El rapto de Deyanira - tercera esposa de Hércules que por cierto, ocasiona su muerte - por Nesso de Rubens). El niño recorre los pasillos del hotel como si fuera el universo en su extensión, ve con extrañeza, curiosidad y frescura el mundo, al fin y al cabo infante, no acaba de entender el ambiente opresivo y angustiante que le rodea. "

Julio Ortega Bobadilla: Carta psicoanalítica (México)

 

COMO EN UN ESPEJO:

“La película se atiene a las tres unidades dramáticas clásicas de tiempo, lugar y acción, lo que refuerza el carácter compacto de una obra que gravita en torno al estado mental de su protagonista (extraordinaria y escalofriante interpretación de Harriet Andersson), estado que se verá agravado durante una de esas noches blancas (magistralmente captada por la fotografía de Sven Nykvist) que caracterizan a una parte del verano del norte de Europa, en las que la oscuridad nunca es completa y que tradicionalmente se han vinculado a alteraciones nerviosas y febriles de algunos individuos.

La incapacidad de comunicación entre personajes, reforzada por el aislado contexto de Farö, a excepción de la incestuosa y afectiva relación que se establece entre los hermanos, es esencial para comprender las carencias afectivas y existenciales de unos caracteres evasivos y egoístas (el padre), enajenados (la hija), dependientes (el marido) y confundidos (el hijo).

En ese contexto de vacío e incertidumbre resulta necesaria una infalibilidad que no se muestra, y que cuando lo hace es sólo el producto monstruoso de una mente atormentada temerosa de la nada.

La cinta ganó el Oscar a la Mejor película de habla no inglesa.”

 

Ricardo Pérez Quiñones: Esculpiendo el tiempo.

 

LOS COMULGANTES:

“Una vez más Bergman plasma sus pensamientos más profundos en su obra, abriendo su alma y exponiendo las reflexiones que tanto caracterizaron su cine. " Los comulgantes " refleja al descubierto la angustia del cineasta sueco , su angustia por el "silencio de Dios". Lo hace ligando la cuestión de la existencia de Dios en base a una serie de problemas . Aquí Bergman no intentó ocultar la mayor parte de sus miedos, lo expresa abiertamente, mostrando su sello de identidad y lo transmite a través del comportamiento de los personajes. Los comulgantes es una película sin amor, es incluso una película que empieza donde termina el amor que transmiten sus personajes, los cuales reflejan el vacío de sus vidas y la falta de amor transformado en interés y egoísmo.

La película es una vez más una demostración de fuerza por el cineasta y su talentoso director de fotografía Sven Nykvist, que impregnan toda la película con sus característicos planos logrando hacer todos los elementos participes en la atmósfera asfixiante que desprende la película.”

rmarting: Filmaffinity.